Conde de Suchil

VIVIENDA / INVERSIÓN

De Madrid al cielo

 

Confundir los límites entre lo interior y lo exterior, difundirlos, unirlos.

 

Respirar el cielo de Madrid desde la cocina, los colores infinitos del atardecer, los reflejos del mar en los edificios de cristal colindantes. Multiplicar los metros cúbicos hasta donde la mirada descubra. Es un ático que se mide en hectáreas cuadradas, no en metros cuadrados.

 

La vivienda se vive de manera cinematográfica donde la secuencia no se corta. Los límites de terraza salón, de salón con cocina, de cocina con pasillo, de pasillo con habitaciones, de habitaciones con terrazas, de terrazas con baños, de baños con el cielo son límites difusos. Pasillos que son galerías, salones cielo, terrazas sin barandilla, cristales y reflejos.

 

Los límites que separan son folios blancos con grosor llamados puertas. Bailan sobre un eje, al abrirse unen espacios por delante, por detrás y por los lados.

 

3 materiales abrazan al proyecto, madera de roble natural alemana, Campaspero y hormigón del que utilizó Gutierrez Soto.

 

El resto velo blanco que nos recoge la luz y abraza como telón de fondo el arte que se le otorga.

 

Area: 202 m2
Cliente: Inversión
Materiales: Hormigón – Madera – Vidrio
Constructora: Gos Archlab
© photo: Gos Archlab